lunes, 4 de septiembre de 2017

Málaga a trazos

Málaga, paseo de los Tilos
Ilustración correspondiente a Elogio del multilingüismo en el paseo de los Tilos, publicado en SUR el 03/09/2017

Desde hace un año vengo ilustrando las contraportadas de los domingos en el diario SUR, en un espacio titulado "Málaga a trazos". En la entrevista que me hizo Regina Sotorrío y que se publicó la víspera de mi primera colaboración ya expuse las líneas que pretendía seguir en mi cita semanal, que no son otras que las que podían encontrarse con anterioridad en las entradas de este blog, el cual subtitulé sin demasiada reflexión en el momento de su creación allá por el año 2009 como «blog heterodoxo de dibujos urbanos». Me siento feliz de poder utilizar mi afición al dibujo como herramienta para explorar la ciudad, recurriendo a los textos como complemento imprescindible de la imagen, y agradecido a SUR y a sus lectores por la calidez con que se ha acogido la novedad.

La inspiración y referencia obvia es la columna de Gabi Camparario en el Seattle Times aunque, en mi caso, soy arquitecto y no periodista, por lo que a la crónica me interesa añadir con frecuencia una cierta visión crítica sobre esta urbe a la que amo y odio al mismo tiempo.

En este enlace pueden consultarse las colaboraciones publicadas por mí en la sección de "Málaga a trazos" hasta la fecha. Sin embargo, me parecía importante que cada dibujo -cada historia- quedase enraizada en el lugar que la inspiró, por lo que urgía geolocalizar cada una de las piezas para tener una mejor visión de conjunto. Y también, por cierto, valorar qué sectores de la ciudad quedaban más o menos cubiertos por mis sucesivas visitas. El resultado es el plano que sigue; espero que se siga llenando de nuevos puntos. Pinchen, pinchen y consúltenlos, si les apetece:

2 comentarios:

  1. Enhorabuena por este trabajo. Me parece una sustanciosa aportación a la crónica de una ciudad que permite a su gente conocer un poco más lo que pasa desapercibido y lo que no, ponerlo en valor, reconocerse en ese espejo que es la reflexión gráfica de un lugar, sentirse parte de él y, quién sabe, mentalizarse sobre su conservación y/o mejora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Dibujar ayuda a mirar, y por mi parte, me permite descubrir esas visiones en las que (en muchos casos) no había reparado con anterioridad. Es curioso lo mucho que nos perdemos por no ir atentos a lo que nos rodea. Y es difícil valorar lo que no se conoce.

      Eliminar